dilluns, 5 de setembre de 2011

Agricultura periurbana y burbuja inmobiliaria

Circulando por una comarca de la Provincia de Lérida me encontré con un polígono industrial, en medio de la nada, en un municipio de 800 habitantes, eso sí a 2 km de la AP2. El polígono debe tener unas 3 ha y cómo se pueden imaginar no hay ninguna nave industrial ni almacén instalados.
¿Cuántas parcelas urbanas debe haber en España que la crisis/ pinchazo de la burbuja inmobiliaria ha dejado sin construir? Muchas supongo…
Algunas de ellas, me lo imagino eran parcelas agrícolas que se fueron convirtiendo en parcelas urbanas fruto de recalificaciones por modificaciones del planeamiento urbano. Todo para invertir en la construcción de viviendas. Con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, todas las inversiones se han parado en el mejor de los casos, o se han ido a pique.
Ahora tenemos parcelas vacías o medio construidas en zonas ya urbanizadas (con calles, con servicios), pero en algunos casos la urbanización todavía no se ha llevado a cabo. Son estas, las que todavía no han sido transformadas, las que pueden ser interesantes para la agricultura.
Muchas de estas parcelas pueden tener un potencial agrícola interesante, por proximidad a consumidores, por motivos ecológicos, por ordenación del territorio, por la creación de algún puesto de trabajo.
El único problema son las rentas agrarias, mucho más bajas que las urbanas que puede hacer que los inversores, promotores o bancos/cajas se pongan a reír al oír las cifras, pero … no se sabe cuándo se va acabar la crisis, ni si se recuperaran los precios de las viviendas y además hay que pagar el IBI y hacer frente a los gastos de mantenimiento y limpieza de las parcelas.
Ya lo dice el refrán “Más vale pájaro en mano que ciento volando” …

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada