dijous, 23 de juliol de 2015

Visión de la Agricultura Urbana y Periurbana en Sofía (Bulgaria).

Gracias al Proyecto Europeo COST Action TD1106 "Urban Agriculture Europe" estuve tres semanas en la capital de la República de Bulgaria, estudiando la agricultura urbana y periurbana.

Puede que antes de todo sea conveniente aclarar algunos conceptos. El termino anglosajón "Urban Agriculture" define tanto a la agricultura que se realiza dentro del núcleo urbano como a la agricultura que se realiza en los espacios que rodean las zonas urbanizadas (espacios periurbanos o suburbanos).

En Sofía y su región metropolitana viven 1.309.635 habitantes, el que representa una población similar al de Barcelona (1.602.000 habitantes), si bien Barcelona es una ciudad un poco más poblada y sobretodo mucho más densa.
Iglesia de San Nicolás (Sofía), foto tomada el 7 de marzo. 
Geográficamente, Sofía se encuentra en el valle del río Iskar, rodeado por el monte Vitosha y por la Cordillera de los Balcanes.

Los principales cultivos son los cereales, los pastos y cultivos industriales. Estos se ven muy condicionados por el clima, con una temperatura anual media de 10,2 ºC y con un período libre de heladas corto, de mayo a septiembre.  La pluviometría anual es de 581 mm., esta se encuentra uniformemente repartida a lo largo del año.
Detalle de los campos nevados cerca de Sofía, foto tomada el 14 de marzo (T -1ºC a las 12:00 am).
Los cultivos también se ven condicionados por la tipología de suelos, estos presentan contenidos de arcilla superiores al 50% lo que dificulta el drenaje y la implantación de sistemas de riego.

Con estos condicionantes los cultivos que más se adaptan a Sofía son: cereales (trigo y cebada), cultivos industriales (colza y girasol), hortalizas (coles, zanahorias, nabos) y frutales (cerezos, ciruelos, manzanos y perales).

La ganadería es importante en la zona de Sofía, sobretodo el sector vacuno, con especial relevancia, el vacuno de leche, y el porcino.

Ahora bien la superficies de cultivo y las dimensiones de las explotaciones ganaderas son pequeñas. La superficie agrícola es de menos de 13 ha por explotación agrícola y si nos fijamos en cultivos de huerta o frutales esta superficie baja hasta los 4.000 m2 por explotación. Los granjas tienen una dimensión de menos de 15 cabezas de ganado expresadas en unidades ganaderas estándares (Livestock Standard Units). 

Las pequeñas dimensiones de las explotaciones agrícolas y ganaderas se deben a los procesos de desmantelamiento de la antigua República Socialista, cuando se devolvió la tierra a los legítimos propietarios de antes de las colectivizaciones de finales de los años cuarenta.



Nos encontramos con el siguiente panorama, clima y suelos adversos con propiedades pequeñas que hacen difícil la producción de cultivos como los hortalizas y los frutales y la inversión en sistema de protección de cultivos que permitieran ampliar el abanico de cultivos. Si bien en el pasado, años 60, 70 del siglo XX, había un anillo agrícola alrededor de Sofía que se dedicaba a la producción de hortalizas.

Actualmente hay pequeños productores de hortalizas, leche fresca, productos lácteos y de miel que producen en los espacios periurbanos de Sofía y que tienen a sus habitantes como principales clientes.

A pesar de las limitaciones edafo-climáticas y de estructura de la propiedad que pueden dificultar a las explotaciones agrícolas periurbanas, si que existe en Sofía un interés por el consumo de productos agrícolas provenientes de explotaciones agrícolas familiares. Buena prueba de ello es la existencia de dos mercados de agricultores, que se celebran semanalmente. 
Mercado de Agricultores de Ivan Vazov
Estos mercados han sido creados por diferentes organizaciones de la sociedad civil (estamos hablando de procesos de abajo - arriba "bottom - up") con el fin de ayudar a las explotaciones agrícolas más pequeñas. 

Mercado de Agricultores de la muralla romana.
Si hablamos de la agricultura urbana, entendiéndola como la agricultura que se produce dentro de las ciudades, esta sufre diversas transformaciones y tensiones. Por un lado la agricultura realizada en espacios privados esta desapareciendo fruto del cambio de la tipologia de las viviendas, es decir, de la desaparición de barrios tradicionales de casas unifamiliares (edificios de antes de los años 50 del siglo XX) con jardín por barrios con bloques de pisos  y por el otro es una ciudad con mucho potencial para los huertos comunitarios.

Ejemplo de barrio con casas unifamiliares con jardín
Este potencial de los huertos comunitarios se debe a la existencia de una gran superficies de espacios verdes en la ciudad. Me explico, Sofía incremento su población en los años 60, 70 del siglo XX, fruto de un desarrollo industrial del país, lo que obligó a que numerosos búlgaros emigraran a la ciudad. Esto provocó la construcción de bloques de pisos que permitieran alojar a la nueva población. Estos bloques se caracterizan por tener entre 200 - 400 viviendas y estar rodeadas por espacios verdes. Son estos espacios verdes, los que ofrecen una gran potencialidad para la implantación de agricultura urbana. Entendiéndolos como espacios de ocio, de relación social entre vecinos, educativos, de producción de alimentos ...


Existen diversas asociaciones, ONG y activistas que impulsan la agricultura en estos espacios, en las escuelas y realizan actos de "guerrilla" para concienciar a la gente sobre la agricultura en las ciudades. Algunas de estas iniciativas topan con el rechazo de algunos vecinos que no ven con buenos ojos la agricultura en la ciudad. Este rechazo, según la explicación dada por algunos de los sociólogos entrevistados, se debe a una total desconexión de la sociedad con el mundo rural (cabe decir que hay zonas rurales en Bulgaria muy despobladas y con condiciones de vida duras).

El apoyo por parte de la administración es muy pequeño, solamente en  la implantación de jardines comunitarios en estos espacios verdes entre bloques. 
No existe apoyo para preservar los espacios agrícolas ni para fomentar a las explotaciones agrícolas periurbanas, aunque esta política es muy común en otros países europeos.

Monte Vitosha.
Especial agradecimiento a mi compañera de trabajo durante estas tres semanas,  Jenny Sjöblom y a nuestras anfitrionas la Dra Galya  Koleva y la Dra Dona Pickard. Muchas Gracias !!!


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada